Spot Mina Esperanza

Hoy hemos terminado el rodaje del Spot Mina Esperanza, pronto verá la luz, aqui os dejamos una foto de familia con el set de rodaje, César Martín y Eduardo Cerdá.

Las visitas a las minas de Olmos y Puras se ofertan en un paquete único

Sierra Activa y Beloaventura, las empresas que gestionan las visitas turísticas a los complejos mineros de Olmos de Atapuerca y Puras de Villafranca en Belorado, han alcanzado un acuerdo para ofertar a los visitantes en un único paquete ambos recorridos. Así con la entrada que se pague en uno de ellos, se obtendrán un descuento del 15% para realizar la visita al segundo complejo, además de ofrecer información sobre ambos.

La puesta en valor de las antiguas minas, de hierro en el caso de la pedanía de Atapuerca, y de manganeso, en el de Puras se sumó a la iniciativa del primer complejo en la provincia que se acondicionó para visitas, las minas de San Adrián de Juarros en 2001. Sin embargo, la visita a éstas no se incorpora al proyecto de Puras y Olmo, aunque los promotores no descartar entablar contacto con el Ayuntamiento juarreño para estudiar esa posibilidad; en este caso, la gestión es municipal al contrario que en los dos anteriores.

Por lo que respecto al complejo de Olmos de Atapuerca, inaugurado en marzo pasado, las visitas se centran en la mina Esperanza, acondicionada para que los visitantes conozcan cómo se trabajaba en las minas y se extraía el hierro. Sierra Activa trabaja en estos momentos en la nueva cartelería, folletos  y el diseño de las entradas en las que ya se contemplará el segundo recorrido y el descuento en base al acuerdo alcanzado. La idea, explica Eduardo Cerdá, alcalde pedáneo de Olmos y responsables de Sierra Activa, es que ambos proyectos se retroalimenten y se complementen desde los puntos de vista de la geología y la minería. La distancia que media entre ambos complejo se puede hacer en 40 minutos.

Sierra Activa, por otra parte, sigue dando paso para potenciar el carácter didáctico y experimental de las visitas a la mina Esperanza. Así, se han mantenido contactos con profesores de química de la UBU que les han enseñado distintos experimentos para llevar a cabo con el hierro y sus derivados, que comenzarán a mostrarse en verano, lo que supondrá un atractivo añadido. Uno de los experimentos o aplicaciones será provocar en menos de 10 segundos una reacción con hierro (fundición) alcanzando una temperatura de tres mil grados. Desde la apertura de la mina Esperanza a mediados de marzo, ha sido visitada por unas 500 personas. Igualmente, desde entonces, se han realizado mejoras como la recreación de sonidos y ambientes mineros y se han introducido faroles de petróleo que los visitantes llevan en las manos. En cuanto al exterior de la mina, se ha ampliado la señalítica y se ha reforestado la zona.

En cuanto al complejo minero de Puras de Villafranca, que es accesible desde el año 2010, la visita  permite revivir la experiencia minera de mediados del siglo XIX: cómo era la labor de los mineros que trabajaron en el subsuelo. las herramientas que utilizaban, los procesos industriales y los usos que se daba al mineral extraído. Las visitas se adentran en varias minas de manganeso y se conocen las infraestructuras asociadas a esta actividad industrial: desde los lavaderos de mineral, a la turbina que generaba electricidad o las oficinas. Se trata de la mina de Manganeso más antigua de España.
Por lo que respecta a las minas de carbón de San Adrián de Juarros, en estos momentos la gestión está en manos del Ayuntamiento. La visita comienza en el centro de recepción de visitantes con una proyección y después, a los visitantes se les dan las llaves para que puedan acceder a las dos bocaminas acondicionadas para ello -la más larga tiene unos cien metros-, pero sin guías que expliquen ese recorrido; éste se puede completar con el pozo San Ignacio, miradores y puentes sobre el ferrocarril minero. Diario de Burgos I.P. / Burgos

Experimentando con Hierro

El equipo de guías de la mina en la facultad de químicas de Burgos experimentando con hierro para desarrollar talleres didácticos relacionadas con este apasionante elemento.

Fundación Atapuerca y Olmos firman un acuerdo para impulsar la vieja mina

Los responsables de Fundación Atapuerca han firmado un convenio de colaboración con la Junta Vecinal de Olmos de Atapuerca (Burgos) para apoyar la puesta en marcha de la Mina Esperanza de Olmos como nueva iniciativa turística en el entorno de la sierra de Atapuerca, al destacar este impulso del entorno como uno de sus objetivos fundacionales.

Como destacan desde la Fundación, este apoyo es parte del interés de incentivar proyectos que activen el territorio colindante con la Sierra de Atapuerca, y que sirvan así para potenciar y diversificar el turismo en toda la zona.
En este marco la Fundación colaborará con la Junta Vecinal en todo lo que sea necesario, tanto para mantener abierta al público la Mina Esperanza, como para ayudar a completar su puesta en marcha.

Como ya recalcaba el promotor de la iniciativa de recuperación de este espacio minero, el alcalde de Olmos Eduardo Cerdá, «se trata de hacer de la visita a la vieja mina una propuesta que complete la oferta que ya protagonizan las visitas a los yacimientos, al Parque Arqueológico y al Museo de la Evolución Humana (MEH)», explicó Cerdá en marzo tras la inauguración del espacio, objetivo que se refuerza con la firma de este convenio.
Cerdá explica que el proyecto se inició en 2006 en que presentaron a entidades públicas y privadas un proyecto turístico basado en la recuperación de esta vieja mina, cerrada por sus dueños en 1973. Esto hizo que se mantuvieran en su interior numerosos elementos propios del trabajo minero, y que ahora se han recuperado como parte del material expuesto en los 400 metros de recorrido de la mina que pueden visitarse, desde su inauguración a mediados de marzo.

Cerdá explicaba que desde su puesta en marcha han contado con una media de 50-60 visitantes diarios, « a pesar de que el proyecto sólo acaba de empezar», detallaba.
Volumen de visitas que no ha descendido a pesar de que las lluvias de las pasadas semanas dieron un buen susto a los responsables de SierrActiva- empresa que gestiona la iniciativa-, lo que obligó a éstos a pedir ayuda al Ejército y a la Diputación en las labores de achique del agua que inundó tres de los cuatro niveles de la mina, sin que el agua llegara al área de visitas.Ç

Tras la apertura del pequeño recorrido turístico, cuya puesta en marcha ha supuesto un coste de unos 300.000 euros aportados por diferentes entidades públicas y privadas, habrá más actuaciones que irán completando el conjunto. En el proyecto colaboran así, la Junta, el Grupo de Acción Local Agalsa, la Sociedad de Desarrollo de Burgos de la Diputación (Sodebur), la Mancomunidad Encuentro de Caminos y la empresa SierrActiva.
Aún quedan cosas por hacer.

Otra de las propuestas posteriores será así la instalación del Museo de los Minerales en una de las galerías de la mina, acondicionando después un espacio en el exterior para que se pueda visitar la mina a cielo abierto. Finalmente, se construirá un centro de recepción de visitantes completando lo que en su día esperan configure el Parque Geológico Minero de Atapuerca.

En la actualidad, la recepción de visitantes se realiza en la sede de la Mancomunidad -cedida por ésta temporalmente-, ya que el proyecto incluye recuperar el edificio hoy en ruinas de las viejas oficinas existentes en el entorno de la mina como futuro punto de encuentro y de recepción del visitante.

La Fundación Atapuerca asesorará a la Junta Vecinal de Olmos en materia de gestión de visitas y será el enlace con el Equipo de Investigación de Atapuerca, así como con otras entidades científicas y académicas que les puedan servir de refuerzo para actualizar y desarrollar contenidos científicos de la visita. Ambas entidades se coordinarán para compatibilizar la visita a los yacimientos y al Parque Arqueológico con la visita a la Mina Esperanza y al futuro Parque Geológico Minero. Correo de Burgos / M. M. / AGENCIAS / Burgos