Visita Ilustre

Hoy nos ha visitado el Dr. José Maria Bermudez de Castro, Codirector de Atapuerca y premio principe de Asturias de investigación científica y técnica. Un lujo y un honor.

Aquí os dejamos sus palabras sobre nuestra mina, http://reflexiones-de-un-primate.blogs.quo.es/2013/06/27/la-mina-esperanza/

 

“En términos figurados la sierra de Atapuerca y sus alrededores es lo más parecido a un artilugio para viajar en el tiempo. La cara este de la sierra y la planicie donde se ubican pueblecitos como Olmos de Atapuerca, Atapuerca, Agés, Santovenia de Oca y San Juan de Ortega (este último punto crucial del Camino de Santiago) te transportan a un tiempo perdido, donde no parecen haber llegado las prisas, el ruido o el estrés continuado del progreso más reciente. Al otro lado de la sierra resulta difícil encontrar los caminos y las estrechas carreteras que te conducen hasta localidades como Villalbal, Cardeñuela de Ríopico y Quintanilla de Ríopico. Hace mucho tiempo que las vías principales los dejaron aislados del progreso. Ahí reside su encanto, para quienes desean huir por unas horas de la vorágine de las grandes urbes.

Atapuerca Resultaría prolijo elaborar una lista completa de todos los atractivos que un viajero puede encontrar en este fascinante rincón de la provincia de Burgos. Aún me parece más complicado destacar las excelencias de alguno de ellos. Pero a veces no queda más remedio que elegir.

La sierra de Atapuerca está repleta de viejas canteras centenarias y lugares donde hace más de un siglo los mineros se dejaban buena parte de su vida sin apenas ver la luz del sol. Uno de esos lugares es la mina Esperanza, situada apenas a 300 metros de Olmos de Atapuerca. Su recuperación y puesta en valor me parece un gran acierto. Penetrando en su interior se puede llegar a comprender el titánico esfuerzo que hacemos los seres humanos por conseguir lo que necesitamos para continuar con nuestro progreso tecnológico. La visita a la mina Esperanza, que todavía conserva los viejos raíles, las vagonetas de carga y algunas de las herramientas utilizadas hasta bien entrado el siglo XX, está repleta de didáctica para niños, jóvenes y mayores. Sus estrechos pasadizos o los secretos de su compleja estructura te dejan un recuerdo difícil de olvidar.”

Fundación Atapuerca y Olmos firman un acuerdo para impulsar la vieja mina

Los responsables de Fundación Atapuerca han firmado un convenio de colaboración con la Junta Vecinal de Olmos de Atapuerca (Burgos) para apoyar la puesta en marcha de la Mina Esperanza de Olmos como nueva iniciativa turística en el entorno de la sierra de Atapuerca, al destacar este impulso del entorno como uno de sus objetivos fundacionales.

Como destacan desde la Fundación, este apoyo es parte del interés de incentivar proyectos que activen el territorio colindante con la Sierra de Atapuerca, y que sirvan así para potenciar y diversificar el turismo en toda la zona.
En este marco la Fundación colaborará con la Junta Vecinal en todo lo que sea necesario, tanto para mantener abierta al público la Mina Esperanza, como para ayudar a completar su puesta en marcha.

Como ya recalcaba el promotor de la iniciativa de recuperación de este espacio minero, el alcalde de Olmos Eduardo Cerdá, «se trata de hacer de la visita a la vieja mina una propuesta que complete la oferta que ya protagonizan las visitas a los yacimientos, al Parque Arqueológico y al Museo de la Evolución Humana (MEH)», explicó Cerdá en marzo tras la inauguración del espacio, objetivo que se refuerza con la firma de este convenio.
Cerdá explica que el proyecto se inició en 2006 en que presentaron a entidades públicas y privadas un proyecto turístico basado en la recuperación de esta vieja mina, cerrada por sus dueños en 1973. Esto hizo que se mantuvieran en su interior numerosos elementos propios del trabajo minero, y que ahora se han recuperado como parte del material expuesto en los 400 metros de recorrido de la mina que pueden visitarse, desde su inauguración a mediados de marzo.

Cerdá explicaba que desde su puesta en marcha han contado con una media de 50-60 visitantes diarios, « a pesar de que el proyecto sólo acaba de empezar», detallaba.
Volumen de visitas que no ha descendido a pesar de que las lluvias de las pasadas semanas dieron un buen susto a los responsables de SierrActiva- empresa que gestiona la iniciativa-, lo que obligó a éstos a pedir ayuda al Ejército y a la Diputación en las labores de achique del agua que inundó tres de los cuatro niveles de la mina, sin que el agua llegara al área de visitas.Ç

Tras la apertura del pequeño recorrido turístico, cuya puesta en marcha ha supuesto un coste de unos 300.000 euros aportados por diferentes entidades públicas y privadas, habrá más actuaciones que irán completando el conjunto. En el proyecto colaboran así, la Junta, el Grupo de Acción Local Agalsa, la Sociedad de Desarrollo de Burgos de la Diputación (Sodebur), la Mancomunidad Encuentro de Caminos y la empresa SierrActiva.
Aún quedan cosas por hacer.

Otra de las propuestas posteriores será así la instalación del Museo de los Minerales en una de las galerías de la mina, acondicionando después un espacio en el exterior para que se pueda visitar la mina a cielo abierto. Finalmente, se construirá un centro de recepción de visitantes completando lo que en su día esperan configure el Parque Geológico Minero de Atapuerca.

En la actualidad, la recepción de visitantes se realiza en la sede de la Mancomunidad -cedida por ésta temporalmente-, ya que el proyecto incluye recuperar el edificio hoy en ruinas de las viejas oficinas existentes en el entorno de la mina como futuro punto de encuentro y de recepción del visitante.

La Fundación Atapuerca asesorará a la Junta Vecinal de Olmos en materia de gestión de visitas y será el enlace con el Equipo de Investigación de Atapuerca, así como con otras entidades científicas y académicas que les puedan servir de refuerzo para actualizar y desarrollar contenidos científicos de la visita. Ambas entidades se coordinarán para compatibilizar la visita a los yacimientos y al Parque Arqueológico con la visita a la Mina Esperanza y al futuro Parque Geológico Minero. Correo de Burgos / M. M. / AGENCIAS / Burgos